Cuando las personas mismas son felices, experimentan sentimientos positivos que atribuyen como algo bueno. Pero cuando las personas hacen felices a los demás, esos sentimientos positivos se elevan aún más. No hay duda de que a la gente le encanta hacer felices a los demás. De hecho, si alguna vez te sientes deprimido, una forma de mejorarte es encontrar formas de hacer felices a los demás. Esto le dará el impulso que necesita.

Haciendo felices a otras personas

Cuando te esfuerzas por hacer felices a los demás, ellos se dan cuenta. Recibirán un impulso en su estado de ánimo y verás esa reacción en su rostro de inmediato. Incluso se le puede devolver en especie, ya sea de inmediato o en el futuro.

La gran parte de hacer felices a los demás es que es relativamente fácil de hacer. Puede ser tan simple como hacerle un cumplido a alguien. O puede ayudar a un colega cuya carga de trabajo está sobrecargada. A veces, simplemente agradecerle a alguien puede levantarle el ánimo sin importar cuán pequeña sea la tarea por la que le está agradeciendo.

Una forma realmente fácil de hacer feliz a la gente es sonreír. Sonreír es un acto cálido y amistoso al que la mayoría de la gente responderá positivamente devolviéndole la sonrisa. Una sonrisa es una forma de bienvenida y muestra que te estás abriendo a esas personas. Le da a la gente una invitación a acercarse a usted.

Otra forma de hacer feliz a alguien es simplemente escucharlo. Se sorprenderá de lo efectivo que es. Las personas no suelen ser buenas oyentes, así que si te destacas como alguien que lo es, esto también será notado por la gente y los hará felices.

Si quieres dar un paso más para hacer felices a los demás, intenta aprender más sobre las personas a las que quieres hacer felices. Interésate en lo que hacen. Luego, si ves algo relacionado con sus intereses, llama su atención o dile algo relacionado que demuestre que estabas prestando atención. 

Es importante ser genuino al hacer felices a los demás y no usarlo como una forma de manipulación. La gente se dará cuenta de esa táctica y seguramente te saldrá por la culata. Dado que realmente no funciona de todos modos, ¿por qué molestarse siquiera en intentarlo? La gente lo apreciará mucho más y responderá positivamente a sus esfuerzos por hacerlos felices en lugar de tratar de sacar algo para usted. También estarán más dispuestos a hacerte feliz cuando el esfuerzo sea real.

VIDEO DEL DIA!!!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This