El cuidado personal es vital para una vida saludable en muchos niveles. Nos ayuda a convertirnos en la versión óptima de nosotros mismos. Nuestras acciones y actitudes son componentes centrales del autocuidado, y tener la perspectiva mental adecuada es clave para regular el bienestar. Desarrollar una mentalidad positiva para el autocuidado requiere compromiso y trabajo. Las recompensas bien merecen el esfuerzo.

Darse cuenta de que el cuidado personal es un derecho y una responsabilidad

Hoy en día, muchas personas han sido condicionadas a creer que ponerse en primer lugar es egoísta. Quizás haya escuchado el término “remordimiento del comprador”. Esto sucede cuando alguien se siente culpable después de realizar una compra. Es una triste realidad que algunas personas sienten el remordimiento del comprador cuando se trata de invertir en su propio cuidado personal.

La mentalidad correcta acepta que el cuidado personal es un derecho. Eres digno del tiempo y el esfuerzo que se necesita para crear satisfacción. Tiene derecho a estar bien física y mentalmente. Nadie tiene derecho a disminuir tu necesidad de autocuidado.

Además, el bienestar personal es una responsabilidad. Una buena mentalidad significa aceptar la responsabilidad de labrar el camino de tu vida. Es demasiado común hoy en día que las personas culpen a sus propios desafíos. Asumir la responsabilidad te da poder. Hay un gran consuelo al saber que tienes el control.

Crea una nueva narrativa mental

Pasamos toda nuestra vida contándonos una historia mental. Esa historia enmarca cómo percibimos el mundo y nuestras reacciones a los giros y vueltas de la vida. Cierra los ojos por un segundo y escucha la historia que cuenta tu mente. ¿Está lleno de frases e imágenes de empoderamiento, o está contaminado por una perspectiva negativa?

Debe aprender a reescribir el guión mental que suele estar en reproducción automática. Una excelente manera de hacer esto puede ser simplemente reducir la velocidad de la interminable procesión de pensamientos y ruido. La meditación es una excelente manera de aquietar la mente y volver a concentrarse en pensamientos positivos. Esto también requiere esfuerzo, pero con el tiempo el flujo y la sustancia de su propia narrativa mental pueden cambiar para mejor.

Deje de consumir comida chatarra mental

Vivimos en la era de las redes sociales. Estas plataformas pueden ser útiles para comunicarse con familiares y amigos lejanos o incluso para encontrar una historia que le levante el ánimo. Desafortunadamente, también pueden ser tóxicos. Hay demasiada comida chatarra para el cerebro en las redes sociales.

Su cerebro es un órgano del cuerpo que requiere sustento y nutrición al igual que su corazón o pulmones. Necesita ser alimentado con cosas buenas. Esa hora que pasas examinando un servicio de noticias que está lleno de controversia, publicaciones de autocompasión y videos que te adormecen la mente sería mejor gastarla haciendo yoga o leyendo un libro sobre el tema del bienestar. Permítase desconectarse de las redes sociales y observar los resultados.

La mente a veces puede ser rebelde y debe ser disciplinada. También debe ejercitarse tal como se condiciona el cuerpo. Al principio, el trabajo será difícil, pero con cada día que pasa, descubrirá que su mentalidad trabaja en su nombre para promover el cuidado personal.

No te olvides de descargar tu libro: 5 Rituales Para La Felicidad y Satisfacción Plena

Pin It on Pinterest

Shares
Share This