Es normal que un día nos levantemos del lado equivocado. Hay temas que nos hacen tener una visión más pesimista de nuestro día o incluso del mundo. Esto es normal. 

También es normal tener días positivos y una visión más optimista del mundo. Por lo general, existe un equilibrio entre estas dos perspectivas. 

Pero algunas personas viven con demasiada frecuencia con una mentalidad negativa. 

¿Eres uno de ellos? 

Características de la personas negativas

Aquí hay 10 características de las personas negativas:

1. Reciben las buenas noticias con pesimismo

Si reciben buenas noticias, instantáneamente piensa cosas como, “Esto es demasiado bueno para ser verdad”. Conocer las buenas noticias con pesimismo instantáneo significa que, muy probablemente, se luche con las creencias limitantes sobre lo que se merece y se puede lograr.

En su lugar, esfuérzate por creer que no solo, sí, es verdad, sino que MERECES TENER buenas noticias.

2. Utilizan frases como “Sí, pero …”

Si “pero” es una parte normal de su vocabulario, es posible que tengas una visión pesimista del mundo. “Pero” generalmente niega todo lo que viene antes. Por ejemplo, “Tuve una gran entrevista, pero probablemente no consiga el trabajo”.

Reemplaza la palabra “pero” con “y” y dale un giro positivo. Por ejemplo, “Tuve una gran entrevista y espero (o espero) escuchar algo positivo”.

3. Luchan con los cumplidos

¿Recibir un cumplido te hace sentir incómodo? ¿Normalmente ignoras o descartas el elogio de la otra persona? Si lo haces, entonces puede ser una persona negativa.

En cambio, acepta los cumplidos con amabilidad. Si alguien te entregara un regalo, no lo tirarías frente a ellos ni lo rechazarías. Lo harias Probablemente no. Trate los cumplidos de la misma manera.

4. Te emociona el chisme

Si descubrió que su vecino tuvo una aventura y no puede esperar para contárselo a alguien, probablemente sea más pesimista que optimista. Si un compañero de trabajo acaba de ser regañado por el jefe e inmediatamente envía un correo electrónico a sus otros compañeros de trabajo al respecto, es posible que viva en la tierra del cinismo. Emocionarse con la angustia y los problemas de otra persona porque le da el poder de chismear es una señal de que debe concentrarse en ser una persona más positiva y compasiva.

En lugar de chismear, guárdalo para ti y trata de ponerte en el lugar de la otra persona. No querrías que alguien más te hiciera eso.

5. Su diálogo interno es principalmente negativo

Las personas negativas suelen tener pensamientos negativos que les vienen a la mente de forma constante. Piensan negativamente sobre los demás y sobre sí mismos. Pensamientos como “Hoy va a ser una mierda”, “No puedo contar con él” o “No soy lo suficientemente bueno”, son pensamientos que corren por la mente de una persona negativa todo el día.

Aunque es difícil evitar que tu mente tenga ciertos pensamientos, puedes esforzarte para pensar de manera más positiva. Intente usar afirmaciones . Las afirmaciones son una herramienta poderosa para ser más positivo y optimista.

6. Buscas malas noticias

¿Vives, comes y respiras noticias negativas?  ¿Se encuentra más interesado en los comentarios negativos debajo del artículo que en la información real en el artículo en sí? Si es así, puede que seas una persona negativa. Es difícil ser positivo cuando todo lo que lee y escucha son noticias y comentarios negativos.

En cambio, sea proactivo y busque noticias positivas. Desafortunadamente, las noticias positivas no están tan en los noticieros como lo están las noticias negativas, pero están ahí. Solo tienes que mirar con más atención. Siga las fuentes de noticias positivas y los blogs.

7. Te quejas mucho

¿Se queja de su trabajo, jefe o compañero de trabajo? ¿Se queja de la selección de productos en el supermercado? ¿Su pésima situación financiera es un tema de discusión habitual? ¿Se queja de su educación? Si te quejas todo el tiempo, es posible que seas demasiado negativo.

En su lugar, esté decidido a hacer un cambio. Busque soluciones para mejorar o aprenda a cambiar su perspectiva .

8. Rara vez te emocionas (excepto quizás para chismear)

Las personas pesimistas rara vez se emocionan con su futuro o sus metas. Es posible que se entusiasme con los chismes o con las próximas vacaciones, pero eso es todo. Es más fácil aceptar la idea de que todo será siempre igual en lugar de arriesgarse a fracasar en la consecución de una meta.

Alternativamente, establezca una meta y permítase emocionarse por ella. Si fracasas, fracasas. Sigue adelante y mantente emocionado.

9. Realmente no te gusta la gente

Las personas negativas no tienen ningún problema en admitir que no les agradan las personas en general. Lo admiten Claro, tienes amigos, pero lo más probable es que tus amigos cercanos sean igual de negativos. De lo contrario, es posible que le resulte difícil conectarse con los demás, especialmente con personas demasiado positivas.

Sea abierto y proactivo al conocer a otras personas que no son como usted. Únase a un grupo o club de pasatiempos. Mézclate con personas más positivas. 

10. Estás obsesionado con el pasado

Las personas que se obsesionan constantemente con el pasado lo hacen para recordar lo grandes que solían ser las cosas o para recordar lo mal que lo pasaron. No hay nada de malo en recordar el pasado para recordar tiempos felices o para encontrar inspiración y motivación. Pero si su pasado es un recordatorio constante de lo mala que es su vida hoy, probablemente sea un factor importante en su negatividad.

En cambio, date cuenta de que el pasado no es más que un maestro. Es hora de mirar hacia adelante. Albert Einstein dijo una vez: “Aprende del ayer, vive el hoy, espera el mañana”.

VIDEO DEL DIA!!!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This