Pages Menu
TwitterRssFacebook
y
Categories Menu

Posted by on Nov 2, 2015 in Reflexiones sobre el amor | 0 comments

Reflexión Sobre el Poder del Amor

El Poder del Amor

Como cualquier buena mamá, cuando Karen supo que estaba esperando una bebé, hizo todo lo necesario para preparar al pequeño Michael de tres años para la llegada de su hermanita.

Michael, aprendió una canción que le entonaba a su hermanita, acercando su vocecilla al vientre de su mamá. Él se encariñó con su hermanita aun antes de conocerla.

Llegó el día del alumbramiento, y pese a que el embarazo progresó normalmente, en las últimas contracciones se presentaron complicaciones que aumentaron las horas de labor de parto.
Reflexión Sobre el Poder del Amor
Finalmente, después de muchas horas de lucha, la bebita nació en muy malas condiciones. Y de inmediato la llevaron a la sala de cuidados intensivos.
Los días pasaban y la niña empeoraba. Los médicos les comunicaron a los padres que había muy pocas esperanzas, y que fueran preparándose para lo peor. En tanto, Michael rogaba a sus padres que le dejaran ver a su hermanita. Quiero cantarle”, decía una y otra vez.

Michael seguía insistiendo, pero le explicaron que no se permitía la entrada de niños a Terapia Intensiva.

Artículo Relacionado: Reflexión sobre amar y ser amado

De pronto Karen se decidió, llevaría a Michael a ver a su hermanita, quizá sería la última oportunidad de cantarle.
En el hospital, la jefa de enfermeras al ver que Karen intentaba entrar con Michael al cuarto de la niña, corrió a su encuentro para impedirlo, pero el carácter fuerte de Karen afloró. La miró con ojos de acero, y con firmeza dijo: “Él no se va hasta que le cante a su hermanita”, levantó a Michael y lo llevó a la cama de su hermanita.

Él miró a la pequeñita, que perdía la batalla por conservar la vida. Después de un momento empezó a cantar con la voz que sale del corazón de un niño de tres años: “Eres mi luz del sol, mi única luz, tú me haces feliz cuando el cielo es gris…”. Instantáneamente, la bebé pareció responder al estímulo de la voz de Michael, su pulso empezó a normalizarse. “Sigue cantando Michael” le pedía desesperadamente su mamá con lágrimas en los ojos. Y continuó: “Tú no sabrás nunca, querida, cuanto te amo, por favor no te lleves mi luz del sol…”. Al tiempo que Michael cantaba a su hermana, ella se movía y su respiración se volvía tan suave, como la de un gatito cuando lo acarician.

“La otra noche, querida, cuando dormía, soñé que te abrazaba en mis brazos…” seguía cantando el niño, la hermanita de Michael empezó a relajarse y a sumergirse en un sueño reparador que parecía que la mejoraba cada segundo. “Sigue cantando Michael…”, ahora era la voz de la enfermera gruñona que con lágrimas en los ojos no dejaba de pedirle al niño que continuara.

“Tú eres mi luz del sol, mi única luz del sol, por favor no te lleves mi sol….”. Al día siguiente el pronóstico era totalmente distinto. Al cabo de unas semanas la niña estaba en perfectas condiciones para ir a casa.

El amor es increíblemente poderoso. Nunca te rindas por la gente que amas….

De la revista “Woman’s Day”

Comparte esta reflexión sobre el poder del Amor

Suscribete a nuestro Boletin

Únete y recibe hoy mismo tu primer ebook, "Pasos Poderosos para lograr en tu vida lo que quieras"

Gracias! Revisa tu correo, has recibido un mensaje de Confirmación.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

ebook pasos poderosos