Pages Menu
TwitterRssFacebook
y
Categories Menu

Posted by on Nov 18, 2015 in Reflexiones de Superación | 0 comments

Historias de La Vida Real Para Reflexionar

Para continuar en tu superación Personal, debes de creer en tí. Aqui una historia de la vida real para reflexionar acerca de el secreto de las ventas.

El Secreto de las Ventas
Historias de La Vida Real Para ReflexionarEra un adolescente cuando me mudé con mi familia de ciudad. Una profunda soledad e inseguridad se apoderó de mí. Pero ese sentimiento cambiaría por completo cuando visité una zapatería que quedaba cerca de mi nueva casa. Mi curiosidad y mis ansias por conseguir un empleo me habían conducido hasta allí.

Un hombre delgado y de amable sonrisa me preguntó: –¿Buscas empleo?

-Creo que sí- le contesté sin mucha convicción.

Él era el señor Hill, gerente de la tienda.

-Esa no es una buena respuesta. En las ventas la convicción es fundamental- me dijo.

En ese momento sentí la corazonada de que podía aprender mucho de aquel hombre. Después de hablar con él, terminó contratándome para apoyarlo en las ventas.

El primer día me costó adaptarme. Había clientes que venían, no encontraban lo que querían exactamente y luego se iban. Entonces él me dijo:

-Nunca digas que no hay, más bien muéstrale lo que tienes. Recuerda que siempre hay algo con lo que puedes lograr que se iluminen los ojos de una persona. Solo tienes que averiguar qué es.

Los siguientes días me dedicaría a observarlo. Veía cómo aplacaba con bromas a los clientes más refunfuñones. En una ocasión observé cómo atendía a dos mujeres: mientras ellas se probaban los zapatos, él les prestó del mostrador dos carteras para que vieran cómo armonizaban con los zapatos. Al marcharse las mujeres, cada una llevaba un par de zapatos nuevos, una cartera de cuero y una enorme sonrisa de satisfacción. Luego él se acercó a mí y me dijo:

-Cuando comienzas a vender experimentas una gran confianza en ti mismo, confianza que nadie te la arrebatará. Eso te será útil en las situaciones más diversas que puedas imaginar, pues todo lo que hacemos en este mundo es en cierto sentido una venta.

A medida que los meses pasaban iba mejorando como vendedor y el señor Hill se iba asemejando más a un tío sabio que a un jefe. Se había convertido en mi confidente. Incluso, hubo un momento en que le dije que deseaba que él se pareciera a mis padres.

-Y eso, ¿a qué se debe?- me preguntó.

-Usted y yo podemos hablar de cualquier cosa, y usted nunca se enfada. Eso no lo puedo hacer con ellos.

-Resulta difícil ser buen padre y buen amigo al mismo tiempo; no los juzgues con severidad. –me dijo.

Pero llegó el día que tenía que dejar ese empleo para empezar mis clases en una universidad de otra ciudad. Ese día me despedí agradeciéndole mucho por la acogida que me dio. Entonces, mostrándome una sonrisa pero con los ojos ligeramente húmedos, me dijo: -cualquiera pudo haberlo hecho…. Lo que sucedió es que cuando me conociste estabas preparado para escuchar. Lo que aprendiste ya estaba dentro de ti.

Al enseñarme a vender zapatos, el señor Hill me dio un poderoso secreto para la vida: muchas veces es difícil satisfacer las demandas de la gente, pero siempre se tiene algo para ello. Si no es otro par de zapatos o una cartera, quizá sea algo de uno mismo.
William Hendryx

Suscribete a nuestro Boletin

Únete y recibe hoy mismo tu primer ebook, "Pasos Poderosos para lograr en tu vida lo que quieras"

Gracias! Revisa tu correo, has recibido un mensaje de Confirmación.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

ebook pasos poderosos