Pages Menu
TwitterRssFacebook
y
Categories Menu

Posted by on Nov 11, 2015 in Reflexiones de Superación | 0 comments

Historia Para Reflexionar Sobre La Vida

La vida es una lucha,la vida siempre va a pedir de nosotros lo mejor, no importa el tiempo que duremos, tenemos una misión que cumplir, hoy te compartimos una historia para reflexionar sobre la vida:

Continuaré hasta el Final

Historia Para Reflexionar Sobre La VidaCuando murió Eric, mi hijo, fue como si se hubiera llevado toda la alegría con él. Sin embargo, ahora sé que su muerte significó un nuevo comienzo.
Cuando un chico de 17 años sabe que no vivirá lo suficiente hasta hacerse hombre, lo desbordan las ganas de vivir aprisa. Él quería enfrentarse solo a su enfermedad: Leucemia. Me pidió que me abstuviera de hablar con los médicos si iba a hacerlo como una madre angustiada.

Eric, como buen deportista se repuso pronto para reincorporarse a la lucha. Así, comenzó a leer, a trabajar, a seguir creciendo y eso, también, me exigió madurar para soportar los sufrimientos que nos aguardaban.

Aprendí a ocultar mi aflicción y mi ternura. Mi aparente serenidad le daba fuerzas. No podía protegerlo entre algodones, él necesitaba desenvolverse libremente para hacerse hombre y llegado el momento, tendría que ayudarle a morir como tal.

Eric continuó con su vida lo mejor que pudo, practicaba deporte, intercalaba sus actividades con los malestares de la enfermedad. “Ejercicio. Actitud valerosa. Deseo de vivir” eran las palabras que tenía escritas en su pizarra. Estas le ayudaban a recuperarse.

Eric soportó y superó muchas crisis. Aprendió a vivir al borde del abismo sin mirar hacia abajo. Siempre que podía salir del hospital, se mezclaba entre el movimiento de la ciudad, asistía a los conciertos en el parque y a las bulliciosas tabernas sumidas en la penumbra. Los riesgos son parte de la vida… así que Eric los corría y ese fue uno de los bienes que me legó: ¡valor para atreverme!

Ni en los peores momentos, Eric perdió las ganas de hacer bromas irreverentes, de hacer amigos en el hospital, amigos que perdería cuando los meses de tratamiento se fueran convirtiendo en años. Sus compañeros de piso lo consideraban un sobreviviente de épicas batallas.

Al final del camino, mi hijo aceptó su propia muerte y me ayudó a resignarme. Sin pizca de amargura, me decía: -Llega el momento en que te dices “bien, esto ya se acabó”. Pero conste que no ha sido por falta de lucha.

Un día, al llegar la noche, me dijo: -¿Puedo pedirte un favor? Vete hoy más temprano. Camina algunas calles y mira el cielo. Veré el mundo con tus ojos-. Así lo hice y lo sigo haciendo. Mi hijo me legó una vida nueva, fuerte, hermosa, incluso cuando agonizaba. Esa fue su verdadera victoria.

Doris Herold

La mejor noticia que podemos recibir cada mañana es la de que aún continuamos con vida; sin embargo, lo más probable es que esta mañana usted haya abierto los ojos, se haya levantado apresuradamente y, aunque suene ilógico, se haya percatado de todo, menos de que aún está vivo.
Kart Douglas

Suscribete a nuestro Boletin

Únete y recibe hoy mismo tu primer ebook, "Pasos Poderosos para lograr en tu vida lo que quieras"

Gracias! Revisa tu correo, has recibido un mensaje de Confirmación.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This

ebook pasos poderosos