La gratitud puede ser una de las herramientas más olvidadas a las que todos tenemos acceso todos los días. Cultivar la gratitud no cuesta dinero y ciertamente no lleva mucho tiempo, pero los beneficios son enormes. La investigación revela que la gratitud puede tener estos siete beneficios:

beneficios de la gratitud

1. La gratitud abre la puerta a más relaciones.

Decir “gracias” no solo constituye buenos modales, sino que mostrar agradecimiento puede ayudarte a ganar nuevos amigos. El estudio encontró que agradecer a un nuevo conocido los hace más propensos a buscar una relación continua. Entonces, ya sea que agradezca a un extraño por sostener la puerta o envíe una nota rápida de agradecimiento a ese compañero de trabajo que lo ayudó con un proyecto, reconocer las contribuciones de otras personas puede generar nuevas oportunidades.

2. La gratitud mejora la salud física. 

Las personas agradecidas experimentan menos dolores y molestias e informan que se sienten más saludables que otras personas, según un estudio del 2012 publicado en  Personality and Individual Differences . No es sorprendente que las personas agradecidas también tengan más probabilidades de cuidar su salud. Hacen ejercicio con más frecuencia y es más probable que asistan a controles regulares con sus médicos, lo que probablemente contribuya a una mayor longevidad.

3. La gratitud mejora la salud psicológica. 

La gratitud reduce una multitud de emociones tóxicas, que van desde la envidia y el resentimiento hasta la frustración y el arrepentimiento. Robert A. Emmons, Ph.D., un destacado investigador de la gratitud, ha realizado múltiples estudios sobre el vínculo entre la gratitud y el bienestar. Su investigación confirma que la gratitud aumenta efectivamente la felicidad y reduce la depresión.

4. La gratitud aumenta la empatía y reduce la agresión. 

Las personas agradecidas tienen más probabilidades de comportarse de una manera prosocial, incluso cuando otros se comportan de manera menos amable, según un estudio de 2012 de la Universidad de Kentucky. Los participantes del estudio que obtuvieron una clasificación más alta en las escalas de gratitud tenían menos probabilidades de tomar represalias contra los demás, incluso cuando se les dio una retroalimentación negativa. Experimentaron más sensibilidad y empatía hacia otras personas y un menor deseo de vengarse.

5. La gente agradecida duerme mejor.

Escribir en un diario de gratitud mejora el sueño, según un estudio de 2011 publicado en  Psicología Aplicada: Salud y Bienestar . Dedique solo 15 minutos a anotar algunos sentimientos de agradecimiento antes de acostarse y podrá dormir mejor y más tiempo.

6. La gratitud mejora la autoestima. 

Un estudio de 2014 publicado en el  Journal of Applied Sport Psychology  encontró que la gratitud aumentaba la autoestima de los atletas, que es un componente esencial para un rendimiento óptimo. Otros estudios han demostrado que la gratitud reduce las comparaciones sociales. En lugar de resentirse con las personas que tienen más dinero o mejores trabajos, que es un factor importante en la reducción de la autoestima, las personas agradecidas pueden apreciar los logros de otras personas.

7. La gratitud aumenta la fuerza mental. 

Durante años, la investigación ha demostrado que la gratitud no solo reduce el estrés, sino que también puede desempeñar un papel importante en la superación del trauma. Un estudio de 2006 publicado en  Behavior Research and Therapy  encontró que los veteranos de la guerra de Vietnam con niveles más altos de gratitud experimentaron tasas más bajas de trastorno de estrés postraumático. Un estudio de 2003 publicado en el  Journal of Personality and Social Psychology  encontró que la gratitud fue un factor importante para la resiliencia luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre. Reconocer todo lo que tienes que agradecer, incluso durante los peores momentos de tu vida, fomenta la resiliencia.

Todos tenemos la capacidad y la oportunidad de cultivar la gratitud. Simplemente tómate unos minutos para concentrarte en todo lo que tienes, en lugar de quejarte de todas las cosas que crees que te mereces.  Desarrollar una “actitud de gratitud” es una de las formas más sencillas de mejorar su satisfacción con la vida.

 Este artículo se publicó originalmente en Forbes

LIBRO GRATIS, TE COMPARTE:

50 AFIRMACIONES DE AUTOESTIMA Y AUTOCONFIANZA

Gracias! Revisa tu correo, has recibido un mensaje de Confirmación.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This